• Agrandando Ideas

10 Formas para Obtener Recursos

Actualizado: jun 24



La obtención de recursos para financiar los proyectos y las empresas es quizá el reto más importante al que nos vamos a enfrentar. Afortunadamente las fuentes de fondeo han evolucionado y los bancos tradicionales ya no son la única alternativa. Es muy importante que ponderes las ventajas y desventajas de cada una de las opciones que presentaré abajo, pueden ser complementarias y otras pueden estar sesgadas o ser muy ventajosas para los fondeadores. Que la necesidad no te presione, infórmate, asesórate, analiza, compara y contrata.

1. Familiares y Amigos

Cuando estás al inicio del proyecto o cuando aun sigue siendo una idea, no habrá institución u organización que tenga la confianza en tu proyecto como para poner en riesgos sus recursos, pero puedes armar un esquema de financiamiento con tu red de amigos, familiares y conocidos, a esta alternativa se le conoce en el medio como FFF (amigos, familiares y tontos; por sus siglas en inglés).

Fácilmente puedes estructurarlo, un contrato, pagarés, negociar una o varias tasas de interés dependiendo del plazo, monto, moneda, etc. Lo que tienes que considerar, es que el emprendimiento siempre conlleva riesgos y altibajos; la realidad puede ser diferente a las expectativas.

¿Cómo podría afectar tus relaciones personales con tus FFF? ¿Estás dispuesto a afrontarlo?

2. Créditos, bancos e instituciones financieras no bancarias

Históricamente los bancos se han enfocado a promover el financiamiento de los grandes corporativos. En México, desde hace algunos años se ha trabajado arduamente en el proceso de inclusión y bancarización de la sociedad, lo cual beneficia tanto a los oferentes de recursos como los demandantes; adicionalmente, han nacido bancos de nicho orientados a financiar cierto tipo de proyectos y los bancos grandes también han hecho un esfuerzo por flexibilizar sus procesos y estar más cerca de clientes pequeños y medianos.

Otras entidades financieras no banco, han sido creadas para canalizar recursos a sectores específicos, como construcción, agricultura, consumo, por mencionar algunos. Los beneficios en este rubro son: fácil acceso, procesos sencillos y ágiles. En las desventajas tenemos: microcréditos, comisiones y tasas de interés altas.

Especial cuidado con las entidades que no son bancos, puedes consultarlas en el Padrón de Entidades Supervisadas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. https://www.cnbv.gob.mx/Paginas/PADR%C3%93N-DE-ENTIDADES-SUPERVISADAS.aspx

3. Gobierno

Los microcréditos otorgados por el gobierno. Son de fácil acceso, tasas bajas (subsidiadas) y algunos a fondo perdido; sin embargo, esta limitado el monto, sector, giro comercial y se otorgan durante una ventana de tiempo, por lo que debes estar pendiente de las convocatorias.

4. Fintech

El término de moda “fintech” es tan general que se puede utilizar para cualquier actividad que combine Finanzas y Tecnología. Con relación al tema del financiamiento o crédito, hemos visto el surgimiento de entidades que otorgan créditos de manera ágil, accesando desde su página web, capturando algunos datos básicos y listo.

Cuando el crédito es rechazado hay oportunidad de contactar y negociar con la Fintech, sería importante tener una buena presentación del negocio, proyecto, información estratégica y proyecciones financieras que cuente una historia convincente sobre el éxito esperado y prepararse para las preguntas que el comité de crédito pueda tener. Es conveniente tener el apoyo de un asesor para preparar la información y coordinar las entrevistas necesarias.

El fondeo colaborativo, mejor conocido como “crowfunding” consiste en obtener recursos a través de una plataforma, donde se pone a disposición del público inversionista información del proyecto a fondear, términos y condiciones. Los interesados aportan sus recursos. Si tienes la capacidad técnica puedes crear tu plataforma de fondeo colaborativo de manera interna o acudir con un experto.

5. Inversores ángeles

Este mecanismo implica asumir riesgos altos al poner recursos en empresas que se encuentran en una etapa temprana, invierte en muchas empresas al mismo tiempo después de un análisis exhaustivo de la viabilidad del proyecto, con esto buscan compensar las pérdidas de unas empresas con las ganancias de otras que si tuvieron éxito.

6. Venture Capital

Son fondos que invierten en startups con potencial y riesgos altos. Tienen una participación accionaria en el emprendimiento y algo que debes tener mucho cuidado es que quienes dirigen estas organizaciones son unos tiburones, conocen los mercados, hábiles con los números y si te descuidas tendrán una buena rebanada de tu pastel en sus manos. Cuida términos y condiciones, busca asesoría para crear un juego con igualdad de condiciones.

7. Clientes estratégicos

Puedes poner a disposición de tus clientes bienes y servicios, cobrando anticipadamente un porcentaje que te permita empezar el trabajo y posteriormente conforme avanza el proyecto se cobran el porcentaje restante que puedes negociar una o varias exhibiciones, términos y condiciones.

Solo necesitas crear muy fuertes relaciones comerciales y saber negociar con tus clientes, estrategias ganar – ganar y agrandando el pastel.

8. Incubadoras o aceleradoras

Estos organismos pueden apoyarte financiando gastos iniciales con dinero; o bien, a través de servicios de consultoría, asesorías, mentorías, espacios físicos, herramientas especializadas, experiencias y red de contactos. Hay muchos programas de este tipo a través de las principales universidades y otras organizaciones privadas.

Si no tienes experiencia en negocios, teorías y herramientas de análisis pueden ser un excelente apoyo; sin embargo, quienes trabajan en estas organizaciones también atienden muchos otros proyectos a la vez, por lo que hay riesgo de que tu proyecto entre en una etapa de nunca acabar, o lo que comúnmente se conocemos como “parálisis por análisis”

9. Arrendamiento y factoraje

Tenemos un abanico de empresas que se han especializado en éstas dos actividades, lo relevante será hacer un estudio de cual te conviene de acuerdo sus términos, condiciones, costos, accesibilidad, agilidad, requisitos, entre otros aspectos.

Por el lado del arrendamiento, cuando necesitas un activo no tienes que comprarlo y desembolsar tus recursos, la arrendadora compra el activo y lo pone a tu disposición para uso y goce, por lo cual pagas una renta y firmas ciertos términos y condiciones. No te descapitalizas y puedes tener beneficios fiscales adicionales.

En el caso del factoraje, puedes cobrar anticipadamente las facturas emitidas a tus clientes con un descuento de cierto porcentaje. Sacrificando un poco del valor total de la factura estas instituciones te dan el flujo en el momento a cambio del descuento y ellos posteriormente se encargan de cobrarle a tu cliente.

Relevante el análisis de costo beneficio, por el porcentaje de descuento, comisiones y otros gastos en los que puedas incurrir versus un financiamiento y el proceso de cobranza a crédito que originalmente tienes con tus clientes.

10. Trueque (Bartering o intercambio)

Cuando no existía el dinero, ni algún otro mecanismo que sirviera como medio de cambio para adquirir bienes, las comunidades intercambiaban productos, quienes producían cacao intercambiaban por maíz, frijol, y así sucesivamente iban cubriendo sus necesidades.

Nunca es tarde para volver a lo básico y tomar ventaja de las prácticas que nos puedan dar beneficios en un terreno plano y dentro de una estrategia “agrandando el pastel”.

Por ejemplo, a cambio de tus productos o servicios podrías obtener asesorías, publicidad, estrategias de mercadotecnia, asesorías, entre otros. No necesariamente tienes que pagar con dinero, ahora con el desarrollo del entorno “freelancer” puedes negociar servicios de esta forma, incluso intercambiar red de contactos y otros beneficios.

Hay organizaciones que tienen como objetivo generar una red de contactos a cambio de una comisión y ciertas condiciones, si tienes tiempo y habilidades para dichas tareas podrías obtener ciertas ventajas.

Hemos repasado las principales formas de financiar tus proyectos, como verás el campo está puesto para desarrollar un clima de negocios más interesante y versátil en México, solo tenemos que perder el miedo y activarnos. Te recomiendo informarte muy bien sobre las opciones que vayas a contratar antes de hacerlo y tener claro en qué te estas metiendo, siempre será recomendable que te apoyes en gente experta, no solo porque avanzarás más rápido, sino porque con sus habilidades puedes negociar mejores condiciones y dormir un poco más tranquilo pues compartes la responsabilidad de tus decisiones y en equipo la carga es menos pesada.


Platiquemos y juntos encontraremos la forma de desarrollar tu empresa www.laidea.mx

0 vistas

© 2023 la idea

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • LinkedIn Clean