• Agrandando Ideas

5 Tipos de Asesoría ¿Cuál Necesitas?

Actualizado: may 12


Las asesorías son sugerencias, consejos, estrategias, planes de trabajo y ejecución proporcionadas por un profesionista experto en la materia y se generan a través de emplear un método de consultoría donde se analiza, recaba información y se establece un diagnóstico de la situación actual y el desarrollo de alternativas de solución a la medida de las necesidades particulares de cada emprendimiento; podemos considerar experto a quienes han tenido preparación académica en el ramo, experiencia práctica en otras empresas, en diferentes giros de negocio, cursos de actualización continua en otras áreas que complementen su perfil.


En el entorno del emprendedurismo, todo inicia en la mente de una persona enamorada del éxito que tendrá su idea en el mercado, el negocio empieza a gestarse con recursos propios y orientación de tutoriales en YouTube, conferencias, foros, etc., con algo de suerte se logra formar un pequeño equipo de profesionales que darán soporte a la idea; de una u otra forma van delegando funciones y formando “áreas” (Administración, Comercial, Operaciones) algunas veces con poca experiencia en el ramo, pero con mucha motivación, se lanzan en caída libre a competir con grandes corporativos globalizados, que tienen estrategas al interior, capital para invertir en nuevos productos, tecnología y contactos, mientras que el emprendedor está dispuesto a convertirse en todólogo evitando a toda costa incurrir en gastos, honorarios o inversión; con una visión cada vez más miope, intenta colocar en el mercado sus productos y servicios tratando de contactar clientes potenciales y haciendo malabares entre la estrategia, la operación y la administración.


En el mundo corporativo, las empresas tienen áreas muy bien estructuradas, definidas, roles y funciones delimitados, y todos caminan hacia un objetivo en común, para ello han creado un plan de trabajo anual, un presupuesto, una estrategia combinando la experiencia, consejos y recomendaciones de cada cabeza de las diferentes áreas y sus equipos (Administración, Finanzas, Recursos Humanos, Mercadotecnia, Operaciones, Comercial, Planeación Estratégica, Sistemas, Riesgos, etc.) llegan a un consenso y definen los pasos a seguir, con cierta periodicidad y a través del uso de indicadores van monitoreando el desempeño de la empresa.


En situaciones adversas o complicadas como el entorno actual con el COVID-19, se reúnen, redefinen la estrategia en conjunto y ajustan los planes. Estos corporativos, también contratan empresas de consultoría externa que proponga mejores prácticas del mercado global y que tenga una perspectiva fresca para resolver algún problema muy particular. Cuando se involucra un consultor externo además de la experiencia se busca que la ejecución sea rápida, efectiva, eficiente y contundente. A diferencia de los emprendedores, los empresarios institucionales no se preocupan por la inversión en las asesorías ya que harán todo lo necesario para obtener beneficios económicos y estos deben superar el costo; en la mente del emprendedor hay un exagerado control de inversión que puede llevarlos a paralizar el crecimiento del negocio por temor a gastar o por los recursos limitados, esto es comprensible, pero cuando vas a crear un negocio en serio, tienes que buscar los medios para financiar el proyecto.


Los emprendedores, primero deben reconocer que no saben todo y dejarse guiar por asesores expertos en las diferentes áreas del negocio, con lo que podrán desarrollar estrategias competitivas, y reestructurar cuando se identifiquen problemas originados por el crecimiento no planeado y convertirlo en negocio estable y rentable.


La etapa en la que se encuentre el emprendimiento y los objetivos a futuro deberán marcar la pauta de la asesoría. ¿En qué etapa del emprendimiento te encuentras? ¿Qué tipo de asesoría viene bien a tu negocio para alcanzar tus metas? No sería recomendable pensar en la implementación de tecnología si no se han creado antes cimientos administrativos con procesos y procedimientos sólidos. Ubica el presente y visualiza el futuro, luego invita a personas que te ayuden a llegar.


Defino cinco rubros para clasificar los tipos de asesoría de acuerdo con lo siguiente:


1. Asesoría Financiera

Cuando hablamos de finanzas nos referimos a un área que tiene como campo de estudio la administración, obtención, movimiento y valor del dinero en diferentes momentos en el tiempo. Entonces, la asesoría financiera estará orientada a proponer alternativas de solución a problemas o situaciones relacionados con el flujo del dinero y la toma de decisiones pensando en considerar como prioridad aquellas que maximicen los recursos y mitiguen los riegos.


Acabamos de traer a la conversación una palabra clave en el entorno financiero, “los riegos” y es que debes tener en cuenta que mientras no haya certeza en el resultado de la toma de decisiones, estaremos asumiendo riegos, por ende, el asesor financiero deber ser capaz de comprender y cuantificar los riesgos asociados para que en el proceso de toma de decisiones se presente un análisis de costo beneficio y de escenarios agresivos y conservadores.


En sentido práctico, la asesoría financiera te ayudará a establecer estrategias de inversión, control de gastos, decisiones de financiamiento (créditos, préstamos, etc.) planes de contingencia de liquidez para eventos inesperados, desarrollar presupuestos, crear escenarios donde puedas visualizar que efecto financiero (incremento o disminución cuantificado en dinero) que tiene la toma de decisiones, te podrás dar una idea del resultado y luego comparar el resultado real contra el esperado, analizar el por qué, corregir, y volver a crear escenarios.


Si estás por iniciar un negocio, necesitas definir cuánto se requiere de inversión, qué fuentes de financiamiento puedes considerar, revisar tu estructura de costos y asegurar que el margen (diferencia entre el precio de venta y el costo) puede ser rentable; o bien, considerar los ajustes necesarios, decisiones de arrendamiento o adquisición de activos, entre otras múltiples opciones.


Además del presupuesto, una herramienta muy útil es la creación de un modelo de Flujo de Efectivo donde se hacen proyecciones de ingresos y gastos, determinas si tienes excedentes o faltantes, si tienes excedentes crear una estrategia de inversión, si tienes faltantes, buscar el financiamiento.


2. Asesoría Contable y Fiscal

Definimos a la Contabilidad como un sistema de control y registro de todas las transacciones económicas que tiene un negocio o persona física. Estos registros se realizan con base en ciertas normas y criterios generalmente aceptados para el país en de constitución y operación de la empresa, esto significa que podría haber más de un compendio de principios. En términos generales y sólo por mencionar algunos haremos referencia a las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera o IFRS por sus siglas en inglés International Financial Reporting Standards) US-GAAP, por sus siglas en inglés United States General Accepted Accounting Principles. Estos principios normas y estándares tienen diferencias entre uno y otro; recordemos que la información financiera generada a través de estos sistemas nos permite hacer comparable a las empresas y dicha comparación nos llevará a tomar decisiones, con esto queremos decir que, antes de comparar información de empresas debemos estar seguro que se encuentran expresadas en los términos de los mismos principios o normas, en caso contrario primero se hacen las reclasificaciones correspondientes y luego se compara.


La información financiera será registrada y clasificada de acuerdo con los criterios que convengan a la empresa y que la regulación permita.


Por la parte fiscal, entendemos todo lo relacionado a las obligaciones que la empresa tiene con la SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público) y el SAT (Servicio de Administración Tributaria), en este punto convergen ambos, la contabilidad y el tratamiento fiscal; la manera en la que la empresa realiza sus registros derivará en determinada carga fiscal que se aplicará de acuerdo con las leyes correspondientes y vigentes relacionadas al ejercicio fiscal que se trate. Por dejar una idea un poco más clara, utilizar unas normas u otras, puede derivar en una mayor o menor utilidad contable y como resultado, en un mayor o menor importe de impuestos. No es tan sencillo, quizá el generar una menor utilidad contable implica ciertas reclasificaciones con otros efectos para la compañía, es decir, no se trata sólo de mirar como reducir los beneficios, sino en observar holísticamente todos los efectos, salvaguardando los intereses del empresario en todo momento y manteniéndose dentro de un marco de referencia ético y profesional.


Dicho lo anterior, el asesor contable y fiscal será experto en las normas de información financiera y las leyes en materia fiscal, por lo que podrá proveer de recomendaciones para el tratamiento, registro y determinación de impuestos, de igual manera, en caso de tener discrepancias con la autoridad, éste estará en facultad de ayudar a resolver y llevar a buen término la situación.


Para esta asesoría, es necesario acudir con un Contador Certificado y se recomienda especial cautela pues en el mercado hay muchos fiscalistas que prometen estrategias agresivas y podrían terminar en una situación más complicada en el largo plazo. Apegarse a la ley y mantenerse dentro del marco legal en materia de impuestos es mi sugerencia.


3. Asesoría Administrativa y Empresarial

Administración, es el proceso de planificar, organizar, dirigir y controlar el uso de los recursos y las actividades relacionas para el logro de objetivos y metas establecidos.

Puedes esperar del experto en este terreno, sugerencias y recomendaciones:

  • Relacionadas a estructurar adecuadamente los departamentos y/o áreas que integrarán a la organización, definir los perfiles, roles y funciones de todos los integrantes, establecer bandas de sueldos y compensaciones, definir las necesidades de capacitación, en términos generales estamos hablado de la gestión de Personas o Recursos Humanos. Para organizaciones que ya tienen una estructura, se puede revisar que sea la óptima y hacer los cambios correspondientes.


  • Establecer los procesos, procedimientos, controles, políticas, matriz de riesgos, creación de manuales de puesto, documentar todos los procesos, establecer el reglamento interno de trabajo y seguridad industrial. Hay metodologías como Lean Six Sigma que permiten alinear procesos con miras a incrementar la calidad en el servicio al cliente, reduciendo mermas, desperdicios, tiempos ociosos y en general a crear un entorno laboral limpio y productivo, maximizando recursos.


  • Para aquellas empresas que crecieron dentro de un entorno poco planificado o que son empresas familiares y tienen la intención de institucionalizarse, éste experto te ayudará a gestionar ese cambio y a implementar la transición de una fase familiar a una institucional. ¿En qué radica la diferencia de éstas últimas? En la primera las decisiones las toma la familia y regularmente es el fundador, los hijos y otros familiares; mientras que en una estructura institucional, se delega la autoridad en profesionistas externos y estos a través de ciertos comités recurrentes deberán rendir resultados y explicaciones a los accionistas, una estructura de este tipo, quita dependencia de la familia por lo que no se enfrentará a la preparación de familiares para la sucesión, sino a la contratación de perfiles capacitados para desempeñar esas funciones.


  • Estructurar los comités necesarios para la revisión periódica de los resultados, autorizar los presupuestos, los estados financieros, cambios estructurales, auditorías, etc.


  • Mercadotecnia, esta relacionada a las técnicas, herramientas, estrategias y estudios para mejorar la comercialización del producto. Tener una página web y estar en redes sociales, no lo es todo. Si quieres llevar el negocio lejos, necesitas conocer tendencias, el mercado, la participación que podrías alcanzar, analizar y diferenciar el producto, estrategias de precios, publicidad, etc.


4. Asesoría en Tecnología e Informática

En la época que vivimos, el uso de tecnología de punto significa mucho para otorgar un servicio de calidad al cliente y superar sus expectativas, además de poder estar en terreno de juego para competir con el mercado globalizado. Los clientes son de quienes logran diferenciarse en entorno tan competido.


El asesor en materia tecnológica te dará sugerencias sobre herramienta y plataformas disponibles en el mercado, que se adapten a tus necesidades de ejecución y presupuesto. Entre otros ejemplos, podría decirte si te conviene para el equipo de cómputo la marca DELL o HP, de tal o cual capacidad, buscar a los proveedores, etc. Contratar plataformas on premise o como Software as a Service (SaaS) ventajas y desventajas. Gestión de servidores, uso de la nube, seguridad cibernética.


Dentro de las plataformas indispensables para la administración de negocios podríamos mencionar el ERP (Enterprise Resource Planning), el CRM (Customer Relationship Manager), el TMS (Treasury Management System), entre otros. Son herramientas muy potentes y las hay en el mercado para todo tipo de clientes y negocios. Dichas plataformas son modulares, estándar hasta cierto punto, por lo que el reto será implementarlas y adaptarlas acorde a los procesos de cada empresa, es aquí donde el consultor externo puede tener relevantes aportaciones con base en su experiencia para este tipo de proyectos.


En el mundo conectado, la palabra “cloud” se ha puesto de moda desde hace algunos años, los consultores en tecnología pueden ayudarte a concentrar toda la información de tu negocio en la nube, de manera que tendrás acceso a todos los datos en tiempo real, donde quiera que te encuentres a sólo unos clics de distancia.


5. Jurídica

Está asesoría también es una de las más populares, todos necesitamos tener contratos, convenios de confidencialidad y otros instrumentos legales alineados al marco regulatorio, por lo que es de vital importancia contactar a expertos en la materia y protegernos sabiendo que cumplimos con lo mínimo indispensable en materia legal, que nuestros contratos con clientes y proveedores protegen los intereses del negocio y en caso de litigio tendremos alguien que nos de soporte.


En el ambiente empresarial hay tanta variedad de empresas, como tanta variedad de instituciones legales que las regulan, por mencionar algunas: sector alimentos, farmacéutica, financieras, etc. cada una de ellas debe apegarse a ciertas leyes, procesos, estándares y regulación, un asesor experto en la materia será un pilar robusto para que estés cómodo en el giro que quieras desenvolverte.


El aspecto jurídico laboral, es muy delicado a importante para mantener tu relación con colaboradores dentro del marco legal, evitando conflictos, demandas, y actos que puedan perjudicar tu reputación o incurrir en multas y otros desembolsos.


Consideraciones para Contratar Asesorías

Encontrarás en la web infinidad de empresas y firmas de consultoría, pero ¿cómo elegir y saber cuál te conviene? Algunos aspectos para considerar en la contratación de asesores son:


Experiencia

Tómate el tiempo de entender y estudiar el pasado de los consultores, qué han hecho, su trayectoria académica, cursos de actualización, involucramiento en la tecnología y herramientas. Tu negocio necesita acercarse de las mejores prácticas, de la tecnología de punta, de lo que esta por venir y que te ayude a anticiparte al cambio, a dar el primer golpe, a estar delante de la competencia.

Confianza

Como en las relaciones de largo plazo, para que perdure, la confianza es fundamental, necesitas rodearte de personas a quienes puedas contarles tus planes y que no te defrauden, pero que exista esa comodidad de decirte NO cuando sea necesario, vas a recibir consejos y recomendaciones por lo que debes estar tranquilo y convencido de que estás en buenas manos. La parte complicada, ¿cómo confiar?, podrías empezar con una entrevista, una platica, conociendo la metodología, se puede ir abriendo la comunicación y cuando alguien te inspira confianza se percibe. Uno aprende a darse cuenta cuando hay buenas intenciones de por medio. Con el tiempo, la transparencia de su trabajo, la apertura y disponibilidad pueden confirmarte si vas por buen camino.

Valor Agregado

No contratas a un asesor para que te diga lo que ya sabes, entonces pide siempre que te expliquen cuál es el valor agregado, cómo te beneficia, qué avances vas a obtener y sobretodo que sea tangible, mídelo económicamente, no tiene sentido hacer ninguna acción que no incremente el valor económico del negocio.

Adaptabilidad

En el ecosistema de la consultoría vas a encontrar de todos los tipos y tamaños de firmas y despachos de asesoría. Encuentra el que vaya acorde a tus necesidades, donde pagues sólo por lo que consumes, enfócate en buscar socios de negocio que vayan a la medida de tus necesidades, que entiendan tu entorno. Que se adapten y que tengan un ritmo rápido, sentido de urgencia, no contrates un asesor para llevarte la tranquila, en los negocios hay que ir rápido, constante porque cada día hay nuevos competidores, más capacitados, surgen otras necesidades y no puedes darte el lujo de ir lento.


En concreto, cuando te acerques a un asesor: conversa, tómate el tiempo de entender en qué te va a ayudar, cómo van a trabajar, cuánto te va a costar y sobretodo que tengas la confianzas de hablar de tus planes con tranquilidad.


No hay recetas para desarrollar un negocio, se va construyendo en el camino. Te invito a revisar en la sección de servicios un resumen de herramientas y experiencias con las que te puedo apoyar, pero te recomiendo que platiquemos para despejar dudas y entender donde podemos empezar y hasta donde puedo llevar tu negocio.


www.laidea.mx



0 vistas

© 2023 la idea

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • LinkedIn Clean